UNASUR es el mundo, el resto somos marcianos

20 de julio de 2012 12:25 AM

28 0

Dice Miguel H. que “Solo el vicepresidente que de golpe ocupa el Palacio de los López y sus acólitos tienen la razón. El resto está equivocado de aquí a la Manzhouli. Así nomás. Están equivocados todos aquellos que dicen que en Paraguay hubo un golpe de Estado parlamentario constitucional”.

Y continúa Miguel H. diciendo “No tienen razón los cerca de 200 países de los 5 continentes (o si somos estrictos, los 191 que están en la ONU) que no reconocieron a Franco como gobernante (exceptuando Vaticano, un Estado testimonial y confesional; y Taiwán, que no es asimilado como país en gran parte del mundo. Ambos no están en la ONU)”.

En los últimos días estuve tratando de encontrar la lógica que articula la acción de la propaganda de estos marxistas radicales de Lugo.

Repito, según Miguel H., “cerca de 200 países de los 5 continentes…no reconocieron a (Federico) Franco como gobernante”.

Paraguay solamente tiene relaciones diplomáticas plenas con Alemania, Albania, Angola, Argelia, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Benín, Bolivia, Brasil, Bulgaria, Canadá, República Checa, Chile, Taiwán, Chipre, Colombia, Corea, Costa Rica, Croacia, Cuba, Dinamarca, República Dominicana, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estados Unidos, Filipinas, Finlandia, Francia, Reino Unido, Granada, Grecia, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Honduras, Hungría, India, Indonesia, Irán, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Jamaica, Kuwait, Líbano, Malasia, Marruecos, México, Mozambique, Namibia, Nicaragua, Nigeria, Noruega, Nueva Zelanda, Orden de Malta, Holanda, Pakistán, Palestina, Panamá, Perú, Polonia, Portugal, Rumania, Rusia, Serbia, Siria, Sudáfrica, Sudán, Surinam, Suecia, Suiza, Tailandia, Turquía, Trinidad y Tobago, Vaticano, Ucrania, Uruguay, Unión Europea, Venezuela y Vietnam, ochenta y siete países, de los cuáles solamente retiraron sus embajadores los integrantes de UNASUR, México, Nicaragua, Dominicana y Cuba, es decir trece países. Ochenta y siete menos trece da setenta y cuatro.

El acto expreso de reconocimiento ocurre solamente en determinados países, como lo explicó el día 18 de julio de 2012 el presidente de la delegación de europarlamentarios que visitó nuestro país, Luis Yañez; la mayoría de los países de la Unión Europea no lo realiza, solamente reconocen a Estados y por tanto no ha sido retirado ni un solo embajador de los países de la Unión.

Trato de encontrar la lógica que justifique esta mentira de Miguel H., pero no la veo.

Continúa Miguel H. diciendo que “Lógicamente, se equivocan meridianamente los países de la Unasur y del Mercosur; la primera porque allí "hay muchos zurditos bolivarianos"; y el segundo, porque hay una conspiraticia "triple alianza" y ahora también entraron los "comunistas chavistas" que, según el ministro de la Sicom, son los que atacan y bloquean las webs oficiales del Gobierno. Peor se equivoca Itamaraty, una de las más asertivas diplomacias del planeta.

Miguel H. sostiene en el párrafo transcripto que los países de UNASUR son objetivos con respecto a Paraguay, como si los gobiernos de la mayoría de ellos no fueran regímenes más o menos tolerantes dirigidos por marxistas (Venezuela, Ecuador, Bolivia), o democracias dirigidas por marxistas (Brasil, Uruguay) o por antiguos aliados de marxistas (Argentina, Perú) con una visión concreta del tema paraguayo determinada por su común ideología.

Pretende también, el compañero Miguel H., descalificar sarcásticamente la denuncias que hay contra los países que integraban la Triple Alianza, como si Paraguay hubiera inventado la historia del interés de Brasil, Argentina y Uruguay por meter a Venezuela en Mercosur en contra de la voluntad paraguaya y en contra de los tratados de los cuales esos países son signatarios.

Miguel H. niega que los ataques informáticos que sufren las páginas oficiales de las portales del gobierno paraguayo provengan de Venezuela, aunque la evidencia de las IPs (“Una dirección IP es una etiqueta numérica que identifica, de manera lógica y jerárquica, a un interfaz -elemento de comunicación/conexión- de un dispositivo -habitualmente una computadora- dentro de una red que utilice el protocolo IP -Internet Protocol-…los sitios de Internet que por su naturaleza necesitan estar permanentemente conectados, generalmente tienen una dirección IP fija -comúnmente, IP fija o IP estática-, esta, no cambia con el tiempo”) es contundente al respecto.

El compañero Miguel H. sostiene que una cancillería como Itamaraty no se puede equivocar, como si Brasil no tuviera interés en tener un gobierno dócil en Asunción, como lo fue el de su líder, Fernando Lugo. Como si Brasil no hubiera trabajado por décadas contra Paraguay. Como si Brasil fuera un amigo confiable de Paraguay.

Trato de encontrar la lógica que justifique estas mentiras de Miguel H., pero no la veo.

Miguel H. sostiene luego que “La OEA, pese a la pendular posición del secretario general, también está equivocada al sostener que el juicio político a Lugo violó el debido proceso”.

Repito, Miguel H. afirma que la Organización de Estados Americanos sostiene que el juicio político a Lugo violó el debido proceso, aunque no señala en qué documento, avalado por qué autoridad de la OEA se ha señalado eso, ni cuándo, ni en qué lugar.

Parece que inventar cosas es la especialidad de Miguel H., reputado profesor de periodismo en universidades de nuestro país.

Después, Miguel H. sigue diciendo que “Se equivocan todas las personas -que según algunas encuestas superan el 50%- que están en desacuerdo con el procedimiento destitucional parlamentario y no legitiman la figura del vicepresidente electo, hoy "mandatario designado" por 39 votos”.

El compañero Miguel H. da crédito a unas encuestas que nadie publicó y nadie, excepto él y Lugo, vio y deja de lado la encuesta de Aty Snead, publicada en su propio diario, Ultima Hora, en la que un sólido cincuenta y seis por ciento de los paraguayos apoya la destitución de Lugo (http://bit.ly/OKGOge) y un ochenta y tres por ciento rechaza la agresión contra Paraguay (http://bit.ly/OKGZs7) que Miguel H. defiende y justifica.

Trato de encontrar la lógica que justifique estas manipulaciones de Miguel H., pero no la veo.

Continúa Miguel H. afirmando que “Carecen de verdad los cientos de pensadores latinoamericanos, los paraguayos en el exterior que se manifiestan "contra el golpe" y piden la restitución del estado democrático; y quienes desde diversos grupos o las individualidades en todo el país cuestionan, se movilizan y repudian el procedimiento y al poder faccioso”.

Miguel H. cree que lo que él denomina “pensadores latinoamericanos” que se manifiestan contra lo que insiste en calificar de “golpe” no tienen compromisos ideológicos: Eduardo Galeano, por ejemplo, famosísimo autor de la no menos famosa obra “Las venas abiertas de América Latina”, cuyo compromiso ideológico describe Wikipedia de la siguiente manera: “En 2004, Galeano apoyó la victoria de la alianza Frente Amplio y de Tabaré Vázquez. Escribe un artículo en el que menciona que la gente votó utilizando el sentido común. En 2005, Galeano, junto a intelectuales de izquierda como Tariq Ali y Adolfo Pérez Esquivel se unen al comité consultivo de la reciente cadena de televisión latinoamericana TeleSUR.”

Parece evidente, pues, que los pensadores de los que habla Miguel H. sí tienen compromisos ideológicos y que no lo ocultan. No entiendo por qué Miguel H. intenta ocultarlo.

Miguel H. agrega luego que “Ni qué decir de la Pastoral Social Nacional del Paraguay, que yerra en sus 11 diócesis y arquidiócesis al hablar de "golpe de Estado parlamentario" y al exigir a sus obispos aclarar que la postura de 4 de ellos no representa la de la Iglesia”.

El compañero Miguel H. llega realmente al colmo de la manipulación al presentar la Pastoral Social Nacional del Paraguay como opinión representativa de la Iglesia Católica, olvidando que la Iglesia Católica es una organización jerárquica y que su cabeza es el Vaticano, primer Estado en reconocer explícitamente al gobierno constitucional paraguayo.

Trato de encontrar la lógica que justifique esta mistificación de Miguel H., pero no la veo.

Termina Miguel H. su artículo diciendo “Solo tienen razón quienes reflotan el peor rostro del fascismo stronista, quienes se reparten con angurria los cargos en el Estado desatando una cacería de brujas por razones ideológicas y políticas y quienes solo se miran el ombligo pensando en sus mezquinos intereses mientras otros pelean por sus derechos en las calles”.

Así, todos los que no estamos de acuerdo con Miguel H. y con la propaganda de los marxistas radicales que lidera y dirige Fernando Lugo somos el “fascismo stronista”. Miguel Abdón Saguier, por ejemplo, es el fascismo stronista, Julio César Franco, Anki Boccia, Carlos Mateo, Gonzalo Quintana, según Miguel H. son el fascismo stronista.

Creo que los marxistas radicales, que en las últimas elecciones municipales obtuvieron un cinco por ciento de los votos, no solamente quieren atribuirse sin la representación del noventa y cinco por ciento restante, como se observa en todos los comunicados de los marxistas que visitan Paraguay, sino que están pretendiendo adjudicarse también el monopolio de la resistencia contra Stroessner, olvidando que colorados y liberales pusieron el noventa por ciento de los muertos.

Creo que hay que leer este material de Miguel H. López, porque dice mucho acerca de la honestidad intelectual de los marxistas radicales de lidera y dirige Fernando Lugo.

Fuente: lanacion.com.py

A la página de categoría

Loading...