Concurrido y emotivo adiós al músico Emiliano Aiub

17 de septiembre de 2014 01:00 AM

15 0

Al son de Ternura Divina, la canción que él mismo compuso, fue despedido ayer el músico Emiliano Aiub Riveros, en el Jardín de la Paz de Lambaré, su última morada.

Colegas, ex alumnos, familiares y amigos dieron el último adiós al arreglador y guitarrista de Los Hobbies, Los Cumbreños y otros importantes grupos, que falleció el lunes último, misma fecha en que hace 40 años nos dejara Luis Alberto del Paraná, y 65 del gran Emiliano R. Fernández.

“Trabajamos muchos años juntos, yo ingresé a Los Hobbies gracias a él, fue mi profesor de guitarra, y mediante eso pude acercarme y tener un contacto directo con los integrantes de aquel grupo”, rememoró su colega y amigo Emilio García, al tiempo de agregar su gran don de gente.

“No nos veíamos mucho porque fue un docente a tiempó completo; siempre estaba con los alumnos. Fue un amigazo, un hermano mayor que me ayudó muchísimo, y sobre todo, una persona excelente, súper noble, con un sentimiento agudo hacia los demás, y un corazón enorme, así lo recuerdo”.

emotivo. Los largos aplausos y las dedicatorias también estuvieron presentes en el concurrido funeral, al igual que la música, semilla y pasión que Emiliano supo sembrar en cientos de alumnos, quienes en la víspera lo despidieron tocando o cantando para su maestro.

“Hago propias las palabras de Mario Ferreiro que escribió unas sentidas palabras en honor a Emi: ‘Para nosotros su partida es prematura (...) su herencia musical vivirá por siempre en centenares de jóvenes, que hoy le deben parte de sus carreras (...)’”, comentó Chelita Medina, amiga del destacado instrumentista.

También dedicó palabras de agradecimiento el padre de uno de sus alumnos. “Quiero agradecerle por todo lo que hizo por nuestros jóvenes; hoy me sorprendo de ver a tantos de ellos en esta despedida. Él se gano eso porque le ponía amor a lo que hacía”, enfatizó.

Su primo Carlos Riveros, con quien Emiliano se crió, rememoró las anécdotas que compartieron de niños, las vacaciones familiares, y otros momentos de la vida.

“Después de grande, Emi vino a vivir a casa, en Asunción, y creo que ahí tuvo una de sus mayores frustraciones, porque intentó durante 5 años enseñarme a tocar la guitarra, pero le vencí por cansancio”, recordó emocionado.

Fuente: ultimahora.com

A la página de categoría

Loading...