Chile promulga ley que castiga con cárcel a conductores ebrios en accidentes

15 de septiembre de 2014 09:00 PM

75 0

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, promulgó este lunes una ley que castiga con penas de cárcel a quienes conduzcan bajo la influencia del alcohol y provoquen accidentes de tráfico que dejen heridos graves o víctimas mortales.

"Queremos que esta ley ayude a demostrar que Chile no tolera irresponsabilidades que tienen consecuencias tan trágicas para otras personas", dijo Bachelet en una ceremonia en el Palacio de La Moneda.

El nuevo texto legal establece penas de 3 a 10 años de presidio para los responsables y se conoce en Chile como la "ley Emilia", el nombre de una niña de 9 meses que murió en enero de 2013 en un accidente provocado por un conductor borracho.

El hombre, que trató de fugarse después del siniestro, fue imputado por la Justicia pero se libró de ir a la cárcel, lo que llevó a los padres de la pequeña fallecida a emprender una cruzada para que parlamentarios elaboraran una reforma legal para endurecer las penas en este tipo de casos.

Hasta ahora, el castigo por conducir borracho y provocar un accidente grave era la suspensión de la licencia de conducir por un periodo de hasta 5 años y, como máximo, la inhabilitación de por vida.

Con la nueva ley, los responsables de esos delitos serán condenados a penas de cárcel de entre 3 y 10 años.

Además, subrayó la presidenta, quienes reciban la sanción más baja deberán cumplir un año de prisión efectiva antes de poder optar a beneficios como la libertad condicional, lo que significa que nadie se librará de pasar por la cárcel.

"Con esto aseguramos que nunca más un conductor que por su irresponsabilidad cause la muerte a otra, quede en la impunidad", sostuvo Bachelet.

La nueva legislación establece además la definición de dos nuevos delitos. Por un lado se sancionará a los conductores profesionales que beban alcohol o que reincidan en este tipo de conducta, y por otro se castigará con dureza a quienes huyan del lugar del accidente o se nieguen a realizarse un control de alcoholemia.

Bachelet aseguró que el consumo de alcohol está presente en al menos el 20 % de los accidentes de tránsito en los que hay víctimas fatales.

En 2013 hubo 148 muertos en accidentes de tránsito causados por conductores que manejaban bajo la influencia del alcohol o en estado de ebriedad.

La promulgación de la ley se produce a dos días del inicio de las Fiestas Patrias, una celebración que este año se prolongará por cuatro días y durante la cual se incrementa el consumo de alcohol y aumentan también los accidentes.

La legislación chilena considera que un conductor maneja bajo la influencia del alcohol cuando presenta entre 0,31 y 0,79 gramos de alcohol por litro de sangre.

Por encima da 0,8 gramos está tipificado como estado de ebriedad, lo que agrava el tiempo de suspensión del permiso de conducir.

Fuente: ultimahora.com

A la página de categoría

Loading...